Danny Willett se alegra de estar de vuelta en el marco abierto después de su larga caída

El día de la mudanza, nadie se puso más patines que Willett. Comenzó el día siete tiros detrás de los líderes después de que las rondas de 74 y 67 lo dejaran a uno bajo par. Una ronda de 65 libre de imperfecciones lo catapultó a siete bajo y dentro de los 10 primeros de la tabla de clasificación.

Su ronda de seis birdies podría haber sido aún mejor dado que solo hizo par en los dos pares de cinco en los últimos nueve, y luego falló un ocho pies en el último para birdie, no es que Willett se estuviera quejando. El Open 2019: tercera ronda – ¡en vivo! Leer más

“Hoy fue bastante estelar en las condiciones”, insistió. “Tuvimos relativamente viento durante la mayor parte del día. El balón bajo buen control. Tuve muchas oportunidades.Nunca deja de ser divertido disparar 65 en un Abierto de sábado “.

Hace tres años, Willett se ubicó noveno en el mundo después de convertirse en el segundo inglés en ganar el Masters después de Nick Faldo. Pero luego todo, su espalda, su swing y, en última instancia, su confianza, se fue al sur. En un momento en 2017, tuvo 16 eventos de strokeplay sin un solo resultado entre los primeros 50. Ahora, sin embargo, una vez más sueña con tierras altas soleadas.

“Estaba en un lugar oscuro”, dijo Willett, quien ganó su primer título de gira desde Augusta en Dubai en noviembre y ha construido sobre eso desde , sobre todo con un 12º puesto en el US Open en Pebble Beach el mes pasado. “Pero ahora todo va bien. Me estoy moviendo bien.Los resultados no siempre son los que quieres, pero el trabajo que estoy haciendo es bueno.

“Las cosas no son inevitables en cuanto a cuándo vas a ganar de nuevo. Puede ser esta semana, la próxima semana, seis meses menos, no lo sabemos. Pero hay bastante bien allí para hacerlo de nuevo, lo cual es una sensación agradable. Te da ese poco de luz solar al final ”.

Después, atribuyó su mejor forma al trabajo duro y una actitud mucho más tranquila en el campo, que ha venido de aprender a respirar mejor. “He hecho muchas cosas en los últimos años con mi respiración”, dijo. “Cuanto más tenso te pones, peor se vuelve tu respiración y peor te vas a mover.El estrés es una gran parte de eso.

“Cuando estaba en mi peor momento, ese era uno de los factores principales”, agregó. “Y ahora puedes mantenerte relajado y hacer las cosas de manera profesional, pero también puedes divertirte haciéndolo y partir de ahí”.

“Tengo 31 años, he hecho lo que más la gente ya desea hacer una carrera. Si no puedes relajarte jugando temprano un sábado por la mañana. Probablemente esté más nervioso jugando con los muchachos porque necesito estar solo ”.

El siguiente paso, reconoce, es ser más consistente. “Los mejores jugadores del mundo parecen jugar bien semana tras semana”, dijo. “Es entonces cuando sabes que tu juego está tomando una tendencia realmente agradable cuando puedes competir en diferentes condiciones, diferentes pastos, diferentes climas.Ahí es cuando sabes que puedes llevarlo contigo y las cosas están mejorando “.

Con Shane Lowry y Tommy Fleetwood quemando el campo el sábado por la tarde, Willett es realista sobre sus posibilidades. Sin embargo, espera que la posibilidad de mal tiempo, que ha retrasado los tee times por dos horas, pueda impulsarlo aún más en la clasificación y asegurar un top 10.

“Podría ser ventoso y lluvioso , podría ser solo ventoso, podría ser solo lluvioso ”, dijo. “Pero el clima parece bastante malo desde las 9 am en adelante. Entonces a este lugar le volverán a crecer algunos dientes.

“Si se pronostica lo que será, este lugar será una olla de pescado completamente diferente.Tendré que irme a la cama, despertarme y ver.

“No es irrecuperable”, agregó con una sonrisa. “Pero es un largo camino de regreso, ¿no?”